Cardioaspirina

¿Cuáles son los beneficios de la cardioaspirina en bajas dosis?

Cuando se produce la formación de un coágulo dentro de las arterias coronarias, éste puede bloquear la circulación de sangre en el interior de las mismas.

Cardioaspirina interfiere en la formación de coágulos sanguíneos

Cardioaspirina 100 EC interfiere en la formación de coágulos sanguíneos

Cardioaspirina 100 EC contiene 100 mg. de aspirina (ácido acetílsalicílico). Aspirina en bajas dosis (100 miligramos) interfiere en la formación de estos coágulos sanguíneos, bloqueando la acción de las plaquetas.

Las plaquetas son pequeñas células que circulan en la sangre; participan en la formación de coágulos sanguíneos y en la reparación de vasos sanguíneos dañados.

Cuando un vaso sanguíneo se lesiona, estas se adhieren al área dañada y se distribuyen a lo largo de la superficie para detener la hemorragia. Al mismo tiempo, pequeños sacos ubicados al interior de las plaquetas (gránulos) liberan señales químicas. Estas sustancias químicas atraen a otras plaquetas al sitio de la lesión y provocan su aglutinamiento para formar lo que se conoce como tapón plaquetario (a este proceso se le llama agregación).

De esta forma, se previenen enfermedades cardiovasculares y ACVs en personas con factores de riesgo cardiovascular o con antecedentes cardíacos.

Reducción de la aparición de infartos

Reducción de la aparición de infartos

Según el meta análisis Antiplatelets Trialists' Collaboration, que recopiló información de diferentes estudios en donde se administraba aspirina en bajas dosis a pacientes con factores de riesgo pero sin eventos cardiovasculares previos, la aspirina redujo la aparición de infartos en un 28%. Las dosis bajas (75-325 mg) fueron tan efectivas como las altas (1.200 mg), pero con menos efectos.

Reducción del riesgo cardiovascular

Reducción del riesgo cardiovascular

Según el estudio HOT (Hypertension Optimal Treatment), la aspirina en bajas dosis redujo todos los infartos de miocardio (mortal y no mortal combinados) en un 36% y todos los eventos cardiovasculares más importantes en un 15%. Este estudio clínico ha sido el primero en demostrar un efecto beneficioso del uso de Aspirina en dosis bajas combinado con una terapia antihipertensiva en la prevención del infarto de miocardio y de los eventos asociados con enfermedad cardiovascular en pacientes con tratamiento por hipertensión arterial.

 

Referencias:
Berger JS, Lala A, Krantz MJ, Baker GS, Hiatt WR. Aspirin for the prevention of cardiovascular events in patients without clinical cardiovascular disease: a meta-analysis of randomized trials. Am Heart J 2011; 162:115-24.

 

Explore y aprenda más