Precauciones a la hora de viajar

Si sufres alguna dolencia cardiovascular, viajar no tiene por qué ser un problema, al contrario, debe ser una experiencia gratificante y beneficiosa para tu salud.

Sin embargo, según la Fundación Española del Corazón (FEC) es importante tener en cuenta ciertas consideraciones a la hora de decidir el lugar de destino de vacaciones.

Evita destinos con temperaturas muy extremas y con mucha altura

Intenta evitar ir a ciertas zonas en donde haya temperaturas muy extremas, ya sean muy calientes o muy frías. Exponerte a extremos térmicos puede afectar adicionalmente a tu corazón. El viaje a climas extremadamente fríos puede precipitar síndromes coronarios agudos, mientras que el exceso de estrés por calor puede conducir a hipotensión postural.

Asimismo, los lugares con una altura por encima de los 2.000 metros, pueden afectar a pacientes con problemas cardiovasculares si estos no están a acostumbrados. A más altitud sobre el nivel del mar, menos oxígeno hay en el aire, y consecuentemente, menos oxígeno en la sangre. Por lo tanto, si tu corazón está dañado tendrá que trabajar más.

Averigua previamente si tu destino tiene fácil acceso a una atención médica

Debés ser consciente de que quizás haya que adaptar tu destino vacacional a un lugar menos aislado y más poblado. Si dispones de un seguro de salud, debes conocer la cobertura del mismo y saber cómo disponer de atención médica de emergencia en el lugar donde te encuentres.

Intenta seguir con tu rutina saludable

Mantén tus hábitos saludables. Intenta adaptarlos a tus días de descanso: mantente hidratado, se cuidadoso a la hora de comer afuera, evita el exceso de alcohol, mantén la adherencia al tratamiento y tu actividad física.

Preparando comida saludable